Daniel, gracias por mantener arriba el espíritu de equipo en esta época tan estresante. Cuando todo esto pase, quedamos para tomarnos un café.