Manuel, gracias por hacerme saber que puedo confiar en ti hasta en los peores momentos en aquella fiesta de cuyo nombre no quiero acordarme. Vales más de lo que crees.